En lo que a bodas se refiere nada es al azar o está allí sin ninguna razón, por el contrario, cada elemento de la organización del evento hasta el más mínimo accesorio tiene una razón de ser, una historia y un simbolismo específico siendo quizás esto lo que llena de ensueño una ocasión tan especial como lo es un matrimonio lo que demanda de los involucrados toda suerte de investigación, preparativos y decisiones críticas a las cuales no es inmune el símbolo clásico de la prometida: el ramo de novia.

ramo-de-novia-bouquet-madrid

Si no te has casado aún y no estás en los preparativos quizás veas los ramos de novia como un elemento menor, un complemento, nada de lo que preocuparse en exceso pero una vez que comiences de lleno a organizar una boda verás como esto cambia.

En inicio el ramo de novia se utilizó por su olor, por el símbolo de pureza y hasta de fertilidad (las flores son más abundantes en primavera cuando todo en la naturaleza se renueva); con el tiempo este “complemento” paso a ser un elemento indispensable en el atuendo de toda novia al punto de que los ramos de novias modernos toman en consideración TODO, desde las características y el color del vestido hasta las flores que se usarán para la decoración a fin de permitir que haya armonía entre el ramo y el resto de los elementos simbólicos usados en la boda.

Quizás en este punto pienses que tú no eres así y que tan sólo quieres un ramo de novia sencillo pero… sencillo no necesariamente significa fácil de elegir, por ejemplo ¿qué colores quieres?, ¿qué forma?, ¿en qué estación contraerás nupcias? Todas parecen preguntas banales pero a la hora de escoger marcan la diferencia por ejemplo, quizás quieras un ramo de novia de rosas rojas pero ¡Te casas en Febrero! Y ciertamente no hay muchas rosas en esta época ¿Te darás por vencida y renunciarás al vivo color rojo de las rosas? ¡Claro que NO! De hecho tu florista podría recomendarte un ramo de novia de tulipanes; son muy abundantes en época de frío y vienen de todos los colores, incluyendo rojos muy vivos e intensos.

Como vez incluso el ramo más sencillo puede representar todo un reto, y las cosas se complican aún más si optas por ramos de novia originales y modernos, esta vez no por el tipo de flor a utilizar (que es algo que deberás considerar no importa el ramo que escojas) sino porque además deberás tomar en cuenta las tendencias ya que lo que podía ser muy “chic” en el 2016 y lo viste en cada foto de las redes sociales, no tiene hoy nada que ver con los ramos de novia del 2017; y es qué las tendencias cambian a velocidades inimaginables!

Por otra parte, además del tipo de flor, el color y las tendencias (sin contar con el vestido y todas las otras variables ya mencionadas), deberás tener en cuenta como eres tú.

Quizás ere conservadora y clásica por lo que has elegido un vestido muy vestido con una falda que da bastante volumen. En este caso el ramo de novia tipo bouquet (totalmente redondo) es un clásico que no te dejará mal, pero si por el contrario eres muy moderna, irreverente y poco convencional quizás quieras dejar un poco de lado los clichés y elegir un ramo de novia flores silvestres que acepta muy bien una configuración asimétrica o quizás te gusten más los ramos de novia vintage que si bien podrían ser considerados como parte de los clásicos, contrastan muy bien con los tiempos modernos (tal como tu personalidad irreverente).

ramo-de-novia

Todo es cuestión de gustos y estilos, no es mejor un ramo de novia con calas que un ramo de novia con peonias, todo está en saber complementar colores, formas y estilos de manera que exista armonía y en eso tu florista podrá ayudarte un montón.

Siempre hay que insistir en que no se puede ignorar a la naturaleza, así que a menos que puedas cambiar la fecha de tu boda en función de las flores de tu ramo, lo mejor es tener mentalidad amplia y estar abierta opciones, sobre todo si el presupuesto es restringido dado que los ramos de novia baratos suelen requerir de flores de estación; ahora si el dinero no es un problema y literalmente quieres “botar la casa por la ventana” podrías romper todos los esquemas y apostar alto con un ramo de novia original y poco común (al menos en España) y se trata nada más y nada menos de un ramo de novia orquídeas.

Indudablemente será una sensación aunque tendrás que pagar el precio, económicamente hablando, ya que las orquídeas se importan de países tropicales (aunque algunas se logran cultivar en invernaderos en Europa, pero aun así su costo no es nada bajo); como valor agregado, las orquídeas así como los ramos de novia silvestres aceptan muy bien la configuración tipo de ramo tipo bondu (flores y tallos unidos por telas), una tendencia muy común entre las novias en la actualidad.

ramo-de-novia-bouquet

¿Ahora si te parece que escoger el ramo de novia es algo complicado?… ¡Espera nada más que llegues a la floristería!